Propósito

En un mundo cada día más urbanizado tenemos que empezar a vivir mejor como ciudadanos y participar activamente en el proceso de transformación de cada una de nuestras ciudades. Hoy tenemos herramientas que nos permiten entender, imaginar y transformar la ciudad sin ser urbanistas o arquitectos, desde cada una de las comunidades urbanas que habitamos. Por eso queremos formar ciudadanos motivados a transformar cada una de sus comunidades. Partimos de que los cambios pueden parecer pequeños pero si se van sumando tienen alto impacto, lo mas importante es atreverse a imaginar y no esperar que los gobiernos lo hagan por nosotros. Hoy en día un tercio de los ciudadanos viven en ciudades informales con pocos o sin espacios públicos para encontrarse, para vivir en ciudad. ¿Por qué no invitar a esos ciudadanos a elegir los espacios de transformación, imaginarlos y finalmente construirlos?