Categoría: Micro

El Tanque

San Miguel La Vega, Distrito Capital, Venezuela. Junio-Agosto 2017

Equipo: Ana Vargas, Raquel Portillo, Leysbel Osorio, Héctor Chang, Daniela Hernández, Diana Ruíz Hueck y Ana Rodríguez.

Trazando Espacios, en alianza con las organizaciones Alimenta Solidaridad y Caracas Mi Convive, transformó un lugar de encuentro en San Miguel de La Vega. El Tanque, un espacio que se utilizaba como estacionamiento se intervino con jardineras y una pizarra, funcionando ahora como un espacio de juego y aprendizaje para los más pequeños.

Un equipo de 54 personas, conformado por 24 niños de edades entre 3 y 14 años que viven en La Vega, 8 voluntarios de la comunidad y 7 miembros de Alimenta Solidaridad y Caracas Mi Convive, entre otros, participaron en este taller intensivo.

A través de este taller se logró institucionalizar el trabajo que había estado realizando Caracas Mi Convive durante 10 años, cuyo objetivo era disminuir la delincuencia en la zona y transformar El Tanque en un espacio no violento.

Dicho taller se llevó a cabo en tres fases, desde el mes de junio hasta agosto, cuyas actividades contaban con la siembra de germinadores, medición del espacio a intervenir, marcado de listones de madera para su posterior corte y lijado; el ensamblaje de las piezas para su barnizado, baño de pintura y montaje en la pared.  

A partir de los diseños, los alumnos construyeron 28 jardineras, una pizarra y un abecedario con tapas recicladas en el pavimento, idea propuesta por un grupo de niñas de otro barrio cercano. Esto dio como resultado la intervención de 80m2 en planta y 48m2 en superficie de pared, logrando así recuperar un espacio que se utilizaba como depósito de basura en ahora un multiespacio público, pues aún cuando se sigue  utilizando como estacionamiento también significará un espacio de reencuentro, esparcimiento y educación para toda la comunidad.  

Mural en la Escuela Rural Río del Pilar

El Rincón, Estado Sucre, Venezuela. 10 de Julio de 2017

Equipo: Ana Vargas, Hector Chang, Diana Ruíz, Ana Rodríguez, Mariana Cardozo, Leysbel Osorio, Leticia Gaona, Catherine de Wolf, Daniela Hernández y Raquel Portillo.

El lunes 10 de julio, 2017, el equipo de TEP hizo una visita a la escuela Río del Pilar en la zona de Paria para pintar los muros de los salones junto con los estudiantes que asisten a ella. La acogedora escuelita rural tiene una historia, no es la misma escuela que era hace 6 meses. En febrero de este año, nuestro equipo tuvo la oportunidad de conocerla . En ese momento la estructura estaba dividida por una sola pared, de forma que surgían dos salones: en un salón estudiaban los alumnos de preescolar, y en el otro los de primaria. Las maestras nos cuentan que era muy difícil mantener el orden y la concentración. Una de las maestras recalcó que la diferencia entre un estudiante de primer grado y uno de sexto grado era demasiado grande para que el salón funcionara con efectividad.

Después de esa visita en febrero, el equipo de TEP presentó una propuesta para demoler la pared central y reemplazarla por dos nuevas paredes. De esta forma, habría un salón para preescolar, otro para alumnos de 1er a 3er grado y el último para los estudiantes de 4to a 6to grado. La transformación fue llevada a cabo por Guillermo, que es albañil local y padre de uno de los niños que atiende la escuela, con el apoyo de la Fundación San José.

En esta ocasión, el equipo de TEP volvió a la escuela para pintar las paredes del salón. El diseño de los murales fue inspirado en dibujos hechos por los mismos niños durante la visita de febrero. Durante el día, el equipo enseñó a los niños a utilizar esténciles para pintar. Además, contamos con el apoyo de otros miembros de la comunidad. Desde muy temprano, estaban las madres de los niños cocinando una rica sopa para los voluntarios y los pequeños artistas. Nuestro equipo se marchó con mucha emoción y grandes energías para continuar las intervenciones en la región de Paria.

Liceo José Rafael Pérez Valdiviezo

El Rincón, Estado Sucre, Venezuela. 16 y 17 de Mayo de 2017

Equipo: Ana Vargas, María Daniela Ceballos, Hector Chang, Eliana Ramírez, Diana Ruíz, Ana Rodríguez y Raquel Portillo.

Trazando Espacios en el Liceo José Rafael Pérez Valdiviezo, tuvo como objetivo enseñar herramientas de diseño participativo para transformar el patio de la institución. El equipo de Trazando Espacios viajó a la población de El Rincón para trabajar con los alumnos de 9no grado del Liceo y con el equipo de la Fundación San José como aliado local.           

En este programa invitamos a los jóvenes a Transformar el hermoso jardín dentro de su Liceo en un espacio para el esparcimiento, un lugar agradable y con sombra donde se pudiesen sentar a conversar con sus compañeros, comer su merienda o simplemente pasar el recreo. Esto se logró con la construcción de una serie de bancos hechos de madera de paletas recicladas.

Más de 50 alumnos participaron en la actividad. Divididos en grupos, primero realizaron una maqueta esquemática de dónde se iban a colocar los bancos ubicándolos estratégicamente en el patio. Luego pasaron a construir los 3 tipos de bancos propuestos. Los participantes aprendieron acerca de reciclaje y proporciones, así como a usar herramientas de construcción: cinta métrica, transportador, nivel, lija, brocha, martillo y sierra.

Trabajando con los jóvenes y la comunidad educativa en la construcción de los bancos, descubrimos muchas habilidades que para algunos eran desconocidas, tales como liderazgo, trabajo en equipo, habilidades manuales, habilidad espacial y matemática, carpintería y diseño. Gracias a realización de los bancos, los jóvenes lograron crear este nuevo espacio de esparcimiento para toda la comunidad educativa.

Quebrada Seca

Quebrada Seca, Estado Sucre, Venezuela. Jueves 18 de Mayo de 2017.

Equipo: Ana Vargas, María Daniela Ceballos, Hector Chang, Eliana Ramírez, Diana Ruíz, Ana Rodríguez y Raquel Portillo.

El programa educativo Trazando Espacios en el Núcleo Escolar Rural Quebrada Seca, ubicado en la remota población con el mismo nombre, tuvo como objetivo enseñar herramientas de diseño participativo para transformar un espacio de encuentro dentro de la institución, sembrando el valor de ciudadanía en los miembros de la comunidad educativa. El equipo viajó a la pequeña población de Quebrada Seca para trabajar con los alumnos de primaria de la escuela contando con el apoyo del equipo de la Fundación San José como aliado local.

En esta oportunidad se hizo énfasis en el tercer paso de nuestra metodología: Transformar. Se propuso construir en un día un mural de jardineras que además de transformar una pared de la escuela funcionarían como germinaderos para sembrar plantas para el huerto que normalmente funciona en la escuela. 

A través de la realización de 16 jardineras hechas de paletas de madera recicladas, el grupo formado por 17 jóvenes con edades comprendidas entre 7 y 12 años, aprendió acerca de reciclaje, siembra, trabajo en equipo y proporciones. También aprendieron a usar herramientas de construcción como la cinta métrica, lija, nivel, martillo y brocha.

Trabajando con los alumnos y la comunidad educativa en la construcción de las jardineras, aptitudes como el liderazgo, trabajo en equipo, habilidades manuales y lógicas, relucieron, hecho que nos sorprendió gratamente. ¡Nos encantó trabajar en esta comunidad, y esperamos con ansias que los participantes puedan replicar lo que aprendieron y así seguir llenando el mural de jardineras!

Sembrando Sueños

El Hatillo, Estado Miranda, Venezuela. 10 de Marzo del 2016
Equipo: Ana Vargas, Gabriela Puppio, Valeria C. Ramos, Raquel Portillo y Diana Ruiz.

El Jueves 10 de Marzo estuvimos probando nuestro programa micro, “Sembrando Sueños” en la Escuela Municipal María May, ubicada en el barrio El Calvario en El Hatillo. Colaboramos con 30 alumnos de 6to grado, 17 voluntarios y los Global Shapers de Caracas, formando equipo para realizar la intervención. Juntos construimos un mural vegetal hecho de materiales reciclables y 96 plantas.

El objetivo principal de la actividad es impulsar un proceso de transformación de espacios públicos y que este sea un vehículo de formación en valores. “Sembrando Sueños” enseña a los niños como intervenir y mejorar su entorno a través del circuito de seis estaciones que usamos en la metodología de “Trazando Espacios”. Ademas, el proceso de construcción del mural se acompañó de una dinámica formativa en la que practicamos valores humanos indispensables para sembrar y alcanzar cualquier sueño o meta: el respeto, la disciplina, la perseverancia, el esfuerzo y el trabajo en equipo. También nos enfocamos en sensibilizar sobre la conservación del medio ambiente y fomentar la práctica del reciclaje en las comunidades.

Contamos con el apoyo de la Alcaldía de el Hatillo para coordinar la logística del refrigerio, transporte y enlace con la escuela. Gracias a la experiencia de los shapers en sus distintos proyectos sociales y varias visitas a Unidades Educativas para conversar con Directores, Coordinadores Académicos, Trabajadores Sociales y Representantes, pudimos identificar oportunidades de mejora y puntos de conexión con los alumnos. El bullying o acoso escolar, la importancia del trabajo, la convivencia, el talento y las habilidades de cada niño, sirvieron de inspiración para diseñar este proyecto. Este tipo de actividad puede contribuir en el trabajo de estas áreas de una forma creativa y diferente.

La actividad comenzó con una caminata por el barrio el Calvario para conocer el contexto de la escuela y entender de donde vienen los niños con los que trabajamos. Todos los involucrados trabajaron activamente durante toda la mañana, poniendo en práctica todos los valores impartidos y recalcando la importancia del modelaje como principal vehículo de aprendizaje.

El Calvario

El Hatillo, Estado Miranda, Venezuela. 17 Diciembre 2016.
Equipo: Ana Vargas, Jennifer Pacheco, Raquel Portillo, Ana Rodríguez, Eliana Ramírez y Orlys Pacheco.

189 ciudadanos formaron parte del Programa Micro “Trazando el Mapa de El Calvario” en el marco de un evento cultural conocido como “El Calvario a Puertas Abiertas”, realizado en el Barrio El Calvario del Municipio el Hatillo. Esta es una iniciativa de la comunidad para promover los numerosos artistas que se encuentran en este barrio.

El recorrido del evento partió desde la Capilla de El Calvario donde se encontraba una estación de trabajo con el equipo de Trazando Espacios. Allí se hizo entrega del material a utilizar: una hoja craft con el mapa del barrio impreso y un marcador de color.

El reto fue que los visitantes observaran e identificaran los lugares con potencial turístico a lo largo del recorrido marcándolos en el mapa entregado, y posteriormente nos contaran su experiencia plasmándola en un mapa colectivo. Los participantes de todas las edades de forma individual o en familia regresaron con mucha energía, llenos de anécdotas y con ganas de comentar sus lugares favoritos. Luego dejaron su aporte rellenando una tarjeta de comentarios e identificando estos lugares en un gran mapa dibujado en una tela usando aguja e hilos de colores: verde para espacios públicos, morado para arte, azul para vistas y rojo para sabor.

Es importante mencionar la participación previa al evento de 7 alumnos de primaria de la escuela María May que sirve a la comunidad de El Calvario, que junto con dos profesoras y parte del Equipo TEP ayudaron a trazar el mapa de su comunidad  en esta gran tela.

Esta actividad nos permitió ver que todas las personas, desde los mas pequeños hasta los mas grandes tienen excelentes ideas para mejorar el espacio que habitan, y el resultado fue un mapa colectivo que significa un gran aporte para el futuro desarrollo turístico de los espacios potenciales encontrados en este barrio. La utilización de un mapa en conjunto con la actividad de recorrer y observar su comunidad es una herramienta educativa que ayuda a ver de una forma distinta el espacio ciudadano.

Escalera del Sabor

Petare, Estado Miranda, Venezuela. 18 de Junio 2016.
Equipo: Ana Vargas, Jennifer Pacheco, Raquel Portillo, Ana Rodríguez, Eliana Ramírez y Orlys Pacheco.

200 voluntarios se convirtieron en protagonistas del proyecto “Trazando Espacios en la Escalera del Sabor”. El escenario escogido para la intervención fue la Zona 2 del Barrio José Félix Ribas en Petare. El reto consistió en transformar 275 escalones del Callejón del Sabor, plasmando en ellos el cuento “Azul y Rojo” de Camelia Ediciones escrito por Mireya Tabuas e ilustrado por la artista plástica Patricia Van Dalen y el diseñador Ricardo Báez.

La jornada comenzó en la terraza de un vecino de la escalera. Todos los participantes reunidos escucharon atentamente el cuento narrado por Nancy Moreno, cuenta cuentos de “Pasa la Cebra”. El relato trata de una mamá que le gusta el color azul y un papá que le gusta el rojo. “Cada uno cree que su color es mejor que el otro y le piden al hijo que escoja cuál es su favorito. Él elije el morado que es la mezcla de los dos, por eso estamos usando hoy franelas moradas” son las palabras de Jean Luis, un niño que vive en la zona y que nos cuenta entusiasmado de que trata la historia.

Los niños batían con fuerza el pote de pintura por, al menos, 3 minutos. Esas eran las instrucciones. Las latas sonaban como maracas al son de la emoción de los niños. Mientras, otros grupos pegaban los mosaicos que hacían referencia a las ilustraciones del cuento.

En cinco horas el cuento estaba escrito e ilustrado a lo largo de la escalera. Un momento cumbre del trabajo nos lo narra Juan, un albañil de la zona: “Se reunieron en la plaza de la escalera varios grupos juntos para pegar los mosaicos. Fue el mejor punto porque allí se plasma, específicamente, la imagen del cuento donde se tocan los dos círculos de colores azul y rojo, formando entre ellos un nuevo color: el morado”. A partir de ese momento, el esfuerzo de subir y bajar la escalera hasta la plaza quedaría amenizado con literatura y arte.

Ahora cada vez que los vecinos suban a sus hogares y lean el cuento, recordarán este mensaje: Podemos convivir celebrando las diferencias. Al fin y al cabo, todos somos mezclas de colores, de emociones, de sueños e ilusiones, todos somos como el morado.