Categoría: Macro

Juan Moreno IV

El Consejo, Estado Aragua, Venezuela. Julio-Diciembre 2016.
Equipo: Ana Vargas, Raquel Portillo, Diana Ruíz Hueck, Ana Rodríguez, Eliana Ramírez y Gabriela Puppio.
En está ocasión Trazando Espacios en alianza con la Fundación Santa Teresa desarrolló un taller Macro en la comunidad de Juan Moreno para 18 jóvenes de la zona, entre 9 y 15 años durante los meses de julio a diciembre de 2016.

En la primera fase del taller, la de OBSERVAR, los alumnos aprendieron a leer y usar un mapa de su comunidad, haciendo recorridos y fotografiando los espacios públicos existentes y buscando atentos cualquier espacio que tuviera potencial para ser transformado. Partiendo de estas fotografías, los alumnos junto con la comunidad escogieron un lugar a intervenir: “La Esquina”, un área que los niños de la comunidad usan para jugar en la calle.

En la segunda fase, los alumnos comenzaron a IMAGINAR que podría pasar en La Esquina. En esta etapa los participantes aprendieron a usar herramientas como la cinta métrica, así como a dibujar en escala y mantener proporciones. Luego, los jóvenes realizaron encuestas a los vecinos para conocer las necesidades del lugar y posteriormente hicieron maquetas del espacio escogido para expresar sus ideas y mostrar sus propuestas de transformación a la comunidad.

Para empezar la fase tres del taller: TRANSFORMAR, partimos de las propuestas seleccionadas por los alumnos con ayuda de la comunidad, el equipo de Trazando Espacios realizó un levantamiento del espacio seleccionado y diseñó una propuesta transformando las ideas de las maquetas de los participantes en planos y detalles constructivos.

La propuesta construida tiene 3 elementos: un huerto productivo en lo que era un espacio abandonado, acompañado de una baranda construida por los alumnos con paletas de madera reciclada; un mobiliario “tren” construido con bloques macizos de arcilla, madera de paletas y cauchos reciclados, acompañado de una pizarra para escribir con tiza; y finalmente un piso de abecedario hecho con tapas de plástico recicladas, propuesta hecha por una de nuestras alumnas con la intención de enseñar a los vecinos más pequeños a leer y escribir.

Este taller contó con el apoyo de más de 25 facilitadores voluntarios: algunos arquitectos, fotógrafos, ingenieros, educadores y abogados; así como la participación de albañiles locales para la construcción de la intervención.

Juan Moreno III

El Consejo, Estado Aragua, Venezuela. Septiembre-Diciembre 2015.
Equipo: Ana Vargas, Valeria Ramos, Diana Rangel, Gabriela Puppio y Emilia Monteverde.
En está ocasión Trazando Espacios apoyó al Proyecto de Desarrollo Urbano Integral Casas Blancas de la Fundación Santa Teresa en Juan Moreno. Durante los meses de septiembre a diciembre de 2015 desarrollamos un taller para 12 jóvenes, todos de la zona.

Comenzamos por OBSERVAR, aprendimos sobre espacio público y salimos a buscarlo en la comunidad. Muchos de los niños se dieron cuenta de que, aunque pasaban todos los días por ciertas zonas, no se habían detenido a identificar espacios abandonados con potencial de transformación. Al finalizar esta etapa hicimos una exposición de fotografía y mapping donde invitamos a toda la comunidad. En conjunto escogimos el lugar a intervenir: una esquina abandonada de la Iglesia.

El segundo paso fue IMAGINAR. El aprendizaje en esta etapa fue sobre proporciones, medidas, y entender que tipo de actividad puede llevarse acabo en el espacio. Para ampliar las referencias de espacios públicos de los participantes viajamos hasta Caracas, la capital.

Con un conocimiento más amplio de las diferentes posibilidades nos pusimos a trabajar. Cada niño desarrolló su idea para el espacio escogido e igual que en el paso anterior, realizamos una exposición donde la comunidad escogió el diseño que más les gustaba. Es aquí donde nuestro equipo de arquitectos adaptaron las ideas de los niños a la realidad para poder pasar a la etapa de TRANSFORMACIÓN.

Ya en el último mes se materializaron todas nuestras ideas. La necesidad de una cancha para jugar metras fue lo que dio lugar a La Plaza de Las Metras que se construyó con la colaboración de todos los niños del taller y varios vecinos del lugar. Hoy en día el espacio abandonado tiene nombre, los niños juegan en él, los vecinos tienen ahora un lugar de reunión donde cada cierto tiempo realizan un torneo de dominó o una misa al aire libre. El mayor éxito de este espacio es que los vecinos se han comprometido a cuidar de él regando las matas del mural regularmente.