Categoría: Intensivo

Escuela Agustín García Padilla

El Rincón, Estado Sucre, Venezuela. 16 al 19 de Mayo / 11 al 14 de Julio, 2017

Equipo: Ana Vargas, Diana Ruíz, Raquel Portillo, María Daniela Ceballos, Ana Rodríguez, Hector Chang, Daniela Hernández, Leticia Gaona, Leysbel Osorio, Catherine De Wolf y Mariana Cardozo.

Trazando Espacios en la Escuela Agustín García Padilla consiste en un programa educativo Intensivo, donde el Equipo TEP viajó por una semana a la comunidad de El Rincón en el estado Sucre, para trabajar en alianza a la Fundación San José con los alumnos de 5to y 6to grado de la escuela. Este programa se desarrollará en dos partes: la primera parte en Imaginar cómo podría ser un parque para la escuela; y la segunda en Transformar, es decir construir el parque que los participantes imaginaron.

La etapa de Imaginar consistió en varias actividades donde los 44 participantes, alumnos de 5to y 6to grado, plantearon como podría ser un parque para la escuela. Para empezar, los alumnos realizaron encuestas gráficas al resto de la comunidad estudiantil para conocer cuáles son sus juegos preferidos y qué elementos tiene el parque de sus sueños.

Luego los jóvenes aprendieron a usar la cinta métrica y a dibujar en proporciones los juegos y elementos que predominaron en las encuestas. Los juegos más populares son fútbol, saltar la cuerda, el avioncito, el trompo y las metras; y los elementos favoritos de los encuestados son el columpio, tobogán, sube y bajas, la rueda y las paredes de escalar.

La siguiente actividad consistió en realizar unos collages donde los participantes, divididos en grupos, plasmaron con recortes de revistas cómo es el ambiente del parque y cómo se ven los elementos que lo conforman. Y finalmente, para cerrar esta semana llena de creatividad, cada grupo realizó una maqueta a escala del sitio escogido para el parque, llenándola de las propuestas para transformar el patio de la escuela en un parque.

Cada equipo expuso sus ideas y maquetas al resto de la comunidad estudiantil, que votó por sus elementos y superficies favoritos. Luego el Equipo TEP regresó a Caracas para TRANSFORMAR las ideas de las maquetas en planos técnicos de construcción. Entre los elementos y superficies ganadoras que forman parte del parque están: 8 bancos y 6 columpios de madera, un techo formado por una pérgola de latas, una pérgola de madera y un techo verde hecho con gaveras que brinde sombra al área de mesas y bancos, un penetrable de mangueras de distintos colores, un mural de mosaicos inspirado en el cultivo del cacao, una travesía horizontal para escalar, un puente de cauchos y un trampolín de cuerdas.

Esta segunda fase se llevó a cabo en el mes de Julio cuando el Equipo TEP volvió a la comunidad de El Rincón, esta vez con los planos técnicos y manuales para construir el parque de la mano de la comunidad, los estudiantes de la escuela y el apoyo de la Fundación San José. Para la construcción del parque un equipo técnico de albañiles y herreros de la Fundación estuvo trabajando por dos semanas para realizar la estructura metálica que serviría de base; luego el Equipo TEP, la comunidad y el equipo de la Fundación San José en tan sólo 4 días construyeron los elementos del parque.

En total 145 personas de todas las edades estuvieron apoyando en la construcción del parque, se reusaron 200 latas equivalentes a 60kg de aluminio, 17 gaveras plásticas, 14 cauchos y 12 paletas de carga de madera.

Durante este taller los participantes aprendieron acerca de medidas, proporciones, trabajo en equipo, desarrollo de la creatividad y habilidades manuales de carpintería, pintura y construcción. Además fue increíble ver la relación que se dio entre niños de preescolar trabajando de la mano de adultos, profesores con sus alumnos, representantes intercambiando ideas de construcción y formas de trabajo con los maestros; por lo que este taller propició el encuentro entre distintos actores de la comunidad.

El parque fue bautizado “Parque Trazando Sonrisas” por los alumnos de 5to y 6to grado que lo imaginaron, y ahora los vecinos comentan que este espacio es uno de los pocos con los que cuenta la comunidad de El Rincón destinado específicamente a la recreación de los niños.

Puedes ver más de lo que fue este taller en nuestro canal de vimeo.

Callejón Quetepe

Cumaná, Estado Sucre, Venezuela. Noviembre 2016.
Equipo: Ana Vargas, Raquel Portillo, Ana Rodríguez y Diana Ruiz Hueck.

Trazando Espacios en El Callejón Quetepe se realizó en el Centro Histórico de la ciudad de Cumaná, gracias a la alianza con la Fundación Centro Histórico de Cumaná y el Banco Interamericano de Desarrollo. Para realizar este taller parte del Equipo TEP viajó por una semana a la ciudad de Cumaná para trabajar con 15 jóvenes entre 9 y 16 años, vecinos del Centro Histórico.

En este programa los jóvenes aprendieron a ver su comunidad desde una nueva perspectiva. Usando la fotografía como herramienta para observar retrataron mas de veinte lugares que reflejan la identidad local y los espacios que tenían potencial de transformación escogiendo junto a la comunidad uno especial para ellos: “El Callejón Quetepe”.

Luego de escoger el lugar para intervenir y realizar encuestas a los vecinos para identificar las necesidades locales, los participantes realizaron maquetas para expresar sus ideas y proponer distintos tipos de mobiliarios, jardineras y elementos decorativos para el callejón de aproximadamente 70 metros de largo y 2,5 metros de ancho.

Basados en las propuestas de diseño realizadas, los alumnos construyeron con paletas recicladas de madera bancos para sentarse individualmente o en pareja junto con macetas para sembrar árboles que den sombra, así como unas jardineras de pared para sembrar hierbas que los vecinos puedan usar, y banderines de colores para decorar todo el Callejón Quetepe.

Esta semana de experiencia determinó que el Centro Histórico de Cumaná es un sector lleno de lugares con potencial turístico: su arquitectura pintoresca y los distintos espacios públicos son ideales para recibir a turistas y darle vida a esta zona. La intervención realizada en el Callejón Quetepe es sencilla pero contundente en su intención de ser una alternativa de activación del espacio público haciendo que un callejón de más de 70 metros de largo que actualmente es de paso, pueda ser de permanencia; dándole la oportunidad e invitando a los peatones de compartir en un espacio agradable lleno de color y vegetación.

Valparaíso

Valparaíso, Chile. Octubre 2015
Equipo: Ana Vargas.
 
Entre el 27 de Octubre y el 1 de Noviembre estuvimos en Valparaíso dictando un taller intensivo de Trazando Espacios Públicos junto con el iLAB de la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Federico Santa María. El taller fue parte del proyecto Innovación Glocal del iLab, una serie de cursos con el objetivo de transmitir tecnologías a la comunidad, ampliando y potenciando la creatividad local. El taller se hizo en el Patio Volantín ubicado en el Cerro Panteón y participaron tanto vecinos como estudiantes de la Universidad Federico Santa María.

En el primer día del taller aprendimos sobre espacio público y salimos a buscar lugares con potencial de transformación. Luego hicimos un mapa colectivo donde marcamos los posibles espacios a intervenir y finalmente elegimos una esquina de tierra abandonada fotografiada por Cristóbal un vecino de 8 años.

En el segundo día del taller empezamos por aprender a medir para así poder entender que tipo de actividades pueden ocupar el espacio seleccionado. Tambien visitamos a los vecinos de la calle San Juan de Dios donde está ubicado el espacio a intervenir y les preguntamos qué tipo de actividades les gustaría que sucedieran en ese espacio. La señora Nena, vecina directa de 94 años nos contó que ella sembró las únicas flores del espacio y que le gustaría que los vecinos se animaran a continuar recuperando el espacio. Así que en esa línea de ideas propusimos una plaza con flores.

En nuestro tercer día del taller trabajamos con paletas de helado para hacer distintas versiones de mobiliario, juegos, materos que pudiésemos construir con paletas de reciclaje. Después de muchas pruebas definimos un prototipo fácil de construir y replicar.

En el cuarto y último día del taller dedicamos el día a construir a escala real el prototipo de paleta para armar una pequeña plaza con jardineras. Tuvimos que nivelar el terreno trabajando con las alturas para poder sentarse en los desniveles, desarmamos y armamos cada prototipo de madera, lo lijamos y sellamos para resistir el aire libre y finalmente los colocamos en el sitio. Sembramos algunas plantas con flores, pero la mejor siembra fue un árbol de Quillay que nos donó Eloisa la alumna mas joven del taller de tan sólo 3 años y medio. También dejamos jardineras libres para que los vecinos se animen a sembrar otras plantas.

Queremos agradecer al iLAB por invitarnos a ser parte “Innovación Glocal”, a Patio Volantín por recibirnos en su maravilloso espacio y a los estudiantes y profesores de la Universidad Federico Santa María por todo su apoyo en especial en la construcción de la plaza. Esperamos que este taller sirva de inspiración para los vecinos de Cerro Panteón organizarse y crear muchos más.